martes, 17 de junio de 2008

AITANA CARRASCO INGLÉS

Edad: 30 años

Nacionalidad: Española

¿Dónde naciste?: en València, España

Lugar soñado para inspirarse:
El tren transiberiano.

¿Qué cosas en tu niñez te inspiraron para convertirte en ilustradora?
Siempre tuve bastante claro desde niña qué quería ser. De hecho, creo que siempre fui de alguna manera lo que he terminado siendo. Supongo que simplemente fui haciendo cada vez con más frecuencia lo que más me gustaba hacer. En uno de mis diarios de niñez hay una lista de lo que quería ser de mayor: en primer lugar está “pintora”, en segundo “escritora” y en tercer lugar está “bruja”. Ahora me he convertido, al menos, en dos de esas tres cosas.

¿Puedes describirme qué sientes cuando estás frente a una hoja en blanco?
Aunque suene a tópico, siento una especie de vértigo. Delante de una hoja en blanco siempre me siento incapaz de dibujar. Es una sensación parecida a cuando veo uno de mis libros terminado: siempre me invade la sensación de que me salió de casualidad, de que no seré capaz de repetir una hazaña semejante. Luego, en cuanto el lápiz se posa en la superficie en blanco y empiezan los primeros trazos, esa sensación desaparece para dejar paso a una sucesión de sensaciones de lo más variopinta.

¿Qué te distrae?
A mí me distraen hasta las moscas.

¿Qué te apasiona?
Leer, viajar, las personas, el circo, la nieve, la correspondencia.

¿Qué te hace volver a tu centro?
Tomar aire. Tomar distancia: cobrar consciencia de que no soy el centro del Universo, relativizar las cosas y reírme un poco de mí y de mi circunstancia. Y respirar. Y para esto no hay nada como salir a caminar afuera o leer (entrar a caminar adentro).

¿Qué es lo peor que podrían decir de tu trabajo?
Que está hueco.

¿Qué es lo que te gustaría que dijeran de tu trabajo?
Que se adivinan partes de mí en los espacios en blanco.


¿Cuál es tu sueño por ilustrar o el texto soñado?
Hacer un largo viaje por África e ir recopilando en un gran libro de viajes dibujos, historias, fotos, flores, huellas, sellos, telas, etiquetas, arena, piedras,… de todo.

Lo más horrendo, horripilante ogly, puff, detestable que has hecho (por qué) puedes enviárnoslo
Los encargos (“trabajos de supervivencia”, para comer) en los que te dan todas las directrices. A veces, incluso, te dicen qué es lo que debes dibujar, dónde y cómo. No es que sean horrendos, horripilantes, ogly, etc., es simplemente que no son trabajos interesantes (y claro, los resultados tampoco lo son).

¿Qué es una ilustración lograda para ti?
Una ilustración me parece más lograda cuantas más historias contiene. La que recuerdas mucho tiempo después de haberla visto. La que imitas sin darte cuenta. La que cuelgas en la pared y no te cansa porque siempre hay algo que cambia, en ella o en ti, que te hace mirarla de nuevo.

Las tres mejores experiencias como ilustradora
La primera vez que fui a una librería y vi mi libro en un estante.
Cuando los padres me dicen que sus hijos quieren que les lean cada noche un libro mío. Las muestras de reconocimiento de colegas de profesión a los que admiro.

Los tres momentos más inspiradores de tu vida.
Ver nevar por primera vez.
Mi primer viaje sola: deambular por Edimburgo, con 17 años y los auriculares sonando en mis orejas, y sentir que era la protagonista de mi propia película.
Un atardecer naranja y rosa en la borda de un barco, en Chile, entre fiordos y niebla, en que algo hizo que me diera realmente cuenta de que tenía todo lo necesario para ser feliz.

Define tu trabajo (estilo, temas, etc.)
No sabría cómo hacerlo (siempre es más fácil definir el trabajo ajeno que el propio). Mi estilo está en constante cambio, como deberían estar todos los estilos. Voy incorporando, consciente e inconscientemente, toda clase de cosas: las cosas que me gustan, que pienso o me imagino, lo que leo, lo que veo; todo aquello que de una u otra manera forma parte de mí. Supongo que si hay algo que hace mi trabajo reconocible, es que a todo lo que hago le pongo parte de mí; eso no se ve, pero creo que da coherencia al conjunto. También está esa pátina de tiempo que reviste todo de una neblina como de sueño.


¿Cuál es el motor de tu vida?
El amor: todas sus formas y manifestaciones, incluso cuando éstas son huecos o ocultaciones.

¿Puedes darnos tu opinión acerca de nuestro blog?
Me parece muy necesario el que los ilustradores e ilustradoras nos juntemos de cualquier manera: desde tomar cafés a asociarnos de forma legal para defender y mejorar nuestra profesión. Vuestro blog, por lo tanto, me parece muy interesante en este aspecto. Este sub-blog de entrevistas, además, me encanta; a todos nos gusta saber un poco de las personas que hay tras las ilustraciones.

6 comentarios:

JACOBO MUÑIZ dijo...

Siempre es un gusto leer lo que dice Aitana. Y escucharla seguro que lo será aún más.
Su obra es especialmente personal e imaginativa.

aitana dijo...

señor Muñiz, siempre es un gusto escucharlo decir estos piropos tan bonitos. Un día nos vamos a tener que tomar un café y escucharnos las voces (qué raro), y contarnos lo del circo y lo que no es del circo también. Un abrazo.

Gustavo Aimar dijo...

Ya mismo me guardo este blog!
Pasaré luego a leer todas las entrevistas....

cecilia varela dijo...

el rinoceronte en la tacita...
voy a llorar
ya vuelvo
como la quiero y extraño señora!
besos aztecosos

aitana dijo...

yo también, ceci... le propongo una carrera: la primera que se cruce el charco gana la medalla de oro... (la que no cruce tiene medalla de plata)... ambas dos tienen corona de diamantes para una cita en el salón de té más elegante del lugar.

Gaston Gallardo dijo...

Hola soy Gaston Gallardo ilustrador Argentino y me gusto mucho tu trabajo